¿POR QUÉ NECESITAS A CRISTO?


1.PORQUE ERES PECADOR: (Ro.3:23-25)

El ser humano por naturaleza es pecador, propenso a hacer el mal. La palabra de Dios revela en (Jer.17:9-10) que el corazón es perverso y engañoso. Por esta razón el ser humano no puede entrar en comunión con su creador. Pero por la Gracia de Dios, Jesucristo, su hijo, vino a pagar el precio de nuestros pecados. Solo él pudo porque es El Cordero de Dios que derramó su sangre para salvarnos (Jn.1:29). El único que no conoció pecado (Heb.7:26-27). Solo él pudo porque fue Dios hecho hombre (Jn.1:1-18)! Mas resucitó y ahora vive por siempre (Mt.28:1-10), (Ap.1:17-18).

2.LAS BUENAS OBRAS NO TE LLEVAN AL CIELO: (Ro.3:20), (Ef.2:1-9),(2Ti. 1:9)

Dios es demasiado Santo para llevarte al cielo. Solo por la Fe en Jesucristo, el hijo de Dios, el nos hace aptos para entrar en si reino (Col.1:10-14). Por más que hagamos buenas obras nunca podremos impresionar a Dios (Is.64:61). Es más la Biblia relata en (Jn.3:1-15) que Nicodemo, un religioso importante de su tiempo no podía ver el reino de Dios ni entrar en él ya que no tenia vida espiritual.

La vida espiritual nos la da Dios a través de su Espíritu Santo, cuando el hombre se entrega a Cristo por completo (Ro.8:9). La Biblia continua diciendo que la persona del Espíritu Santo es nuestra garantía de la salvación (Ef.1:13-14), hasta la redención total. Esto sucederá cuando los Muertos en Cristo sean resucitados
con un cuerpo incorruptibles, y el nos levante con su poder y gloria (Ts.4:13-18) para llevarnos al cielo antes que comiencen a derramarse los juicios más grandes de Dios en un tiempo llamado La Gran Tribulación (Mt.24:21-22). Jesús ha prometido llevarse a su iglesia (Ap.3:10).

3.EL ES EL ÚNICO CAMINO (Jn.14: 1-6)

En estos tiempos donde hay tanta confusión y el hombre en su afán de conectarse con Dios se ha inventado tantas religiones, debemos proclamar a viva voz que Jesús es el único camino al Padre. Fuera de Él no hay salvación pues solo él pagó el precio de nuestra maldad con su propia sangre (Ef.1:7). Dios aborrece la idolatría y dice que los que la practican son semejantes a ídolos (Sal. 115: 3-8), (is. 40: 18-20), (Ex. 20: 3-6). Nuestro Dios es vivo y real.

En (Hechos 4:12) dice claramente que no hay otro nombre en el cual podamos ser salvos. También en (1Ti: 2:5) que hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres y Jesucristo. Ninguna otra persona o medio podrá acercarse a Dios. Si crees en otra cosa lejos de la palabra de Dios realmente estas bajo el engaño de Satanás. (2 Co.4:3-4).

4.SU VENIDA ESTA A LAS PUERTAS (Lc.21:25-31)

Sin duda alguna estamos viviendo el tiempo final.El aumento de la ciencia está profetizado en (Dn.12:4). Al siglo pasado le han llamado el siglo de la información. Con los adelantos tecnológicos, sistemas políticos v filosóficos que el hombre ha creado, aún no ha podido cambiar el corazón humano, solo Dios puede cambiarlo (Ez.11:19-20).
Las cosas irán de mal en peor (Mt.24:35). Seguirán las guerras, el hambre y la injusticia. El aborto está legalizado en muchos países, la prostitución , las uniones del mismo sexo y hasta droga quieren legalizar (Lc.17:26-30). Los líderes de la O.N.U. y de la Unión Europea están buscando un solo hombre que gobierne el mundo entero, El Anticristo, (Ap. 6:2). Israel se ha establecido como nación después de más de 18 siglos en cautiverio (Lc.21:24). Aun la naturaleza nos da testimonio de su pronta venida (Lc.21:25-28). Su palabra se cumple cada día (Mt.24:35).

Todas estas son señales que nos gritan, ¡Cristo ya está a las puertas! Has como Lot y escapa por tu vida (Gn.19). Solo tienes que aceptar a Cristo como tu salvador personal y vivir para EL.

Toma la decisión de recibir al Señor Jesucristo como tu Salvador personal ahora mismo.

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. San Juan 1:12

 

Lea en voz alta y créala en su corazón: 

Señor Jesús, 

En este momento reconozco que soy pecador y que te he fallado, pero creo que Cristo murió por mí y que su sangre preciosa me limpia de todo mi pecado. 

Por fe, en éste momento te recibo en mi corazón como mi único, y suficiente Salvador personal, confiando que tu me darás la salvación de mi alma. 

Ayúdame Señor a hacer Tu voluntad cada Día. Te pido que escribas mi nombre en el libro de la vida para cuando tu me llames yo pueda responder. Te doy gracias en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen. 


 

Si hiciste esta oración, déjanos tus datos personales para estar en contacto contigo y poderte dar una inducción acerca de la vida cristiana y asesorarte en estos primeros pasos que son tan importa

Por favor inserta el código:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.